MADRE LEONOR MATURANA - JOSE M. BLANCO S.J

Tamaño: 20.5 x 14.5 cm  –  150 Paginas

«Nunca olvidaré las gracias recibidas en este pedazo de tierra argentina», escribió la carmelita, nacida en Bilbao, España, el 25 de julio de 1884, junto con su hermana gemela Pilar. En 1903 ingresó en el Instituto de Hermanas Carmelitas de la Caridad, en España.

En 1913, al conocer la iniciativa de la congregación de abrir nuevas fundaciones en América Latina, se ofreció como voluntaria, llegando a la ciudad de Suipacha, provincia de Buenos Aires, el 23 de abril de dicho año. Allí vivió los últimos 18 años de su vida, consagrada a la propagación de la fe, la educación de las niñas, ayuda a las misiones y el desarrollo de la cultura. Junto con sus hermanas de congregación fundaron, en mayo de 1913, el primer colegio para niñas, bajo la protección de Nuestra Señora del Carmen, recibiendo a las cinco primeras alumnas.
El 28 de enero de 1931, Leonor falleció en el Colegio Nuestra Señora del Sagrado Corazón, en la ciudad de Buenos Aires, momentos después de haber recibido la Eucaristía.

Su manera de vivir el Evangelio, según el registro de cartas escritas con su hermana desde la llegada a la Argentina hasta su muerte, se basó en su apostolado misionero (devota de Santa Teresita de Lisieux), su cristocentrismo y su vida intensa de oración con sacrificios y penitencias. Su persona significó un «quiebre» para la comunidad de Suipacha desde el punto de vista religioso, cultural y educativo